Cambios en el vecindario de América del Norte

Los últimos años han sido momentos complicados para ser vecino estadounidense. Cuando Donald Trump lanzó su candidatura a la Casa Blanca en el año 2015, lo hizo a través de un crudo ataque hacia México catalogando a los migrantes mexicanos como “violadores” intrusos, y luego prometió que México pagaría por un muro en la frontera sur de Estados Unidos. En el 2018, Trump, a través de un mensaje a toda la nación, anunció la imposición de aranceles a ciertas exportaciones canadienses, y a su vez calificó al primer ministro canadiense Justin Trudeau de “deshonesto” y “muy débil”, al tiempo que se abría paso hacia una renegociación del acuerdo de libre comercio que vincula a las tres economías de América del Norte.

AGRADECE AMLO A TRUMP Y TRUDEAU POR SU COLABORACIÓN EN T-MEC - Jorge Castro  Digital

Ahora, en el último año de su mandato, Trump posiblemente tiene mejores relaciones con Andrés Manuel López Obrador que con Justin Trudeau. En julio, López Obrador llegó a la Casa Blanca para celebrar la firma de la versión renombrada de Trump del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. No fue marcadamente diferente del tratado elaborado hace más de dos décadas, pero le dio a Trump otro momento decisivo. Trudeau evitó la ocasión, pero López Obrador la convirtió en la primera salida extranjera de su presidencia, sin importar las reprimendas de los críticos, a consecuencia de la pandemia del COVID-19, en ambos lados de la frontera.

Amlo unscathed after Trump meeting but snags cameo role in US election |  Andrés Manuel López Obrador | The Guardian

López Obrador llegó al poder en el 2018 utilizando una fuerte campaña contra Donald Trump por su política antiinmigrante y antimexicana. Pero desde que el populista asumió el cargo, ha enfocado sus esfuerzos en adaptar sus políticas y medidas a lo dictaminado por Trump. En ese sentido, López Obrador cedió a la presión de la Casa Blanca y tomó medidas enérgicas contra la porosa frontera sur de México, frustrando a los solicitantes de asilo centroamericanos que esperaban llegar a Estados Unidos. López Obrador también accedió a las demandas de Trump respecto a que los migrantes centroamericanos permanezcan en México mientras sus casos de asilo en Estados Unidos están pendientes, incluso cuando los grupos de derechos humanos protestaron porque muchos serían presa de grupos criminales.

López Obrador debe convertir su triunfo en el triunfo de México - The New  York Times

López Obrador no solo fue duramente criticado por unirse a Trump en el Rose Garden en julio, sino porque además declaró que desde su percepción Trump había “cambiado” su actitud hacia los mexicanos. Ante ello, una buena parte de la comunidad mexicana se sintió abandonada por el gobierno ante los constantes y frecuentes ataques racistas de los funcionarios estadounidenses.

Unusual Pair Trump, Lopez Obrador Reboot U.S.-Mexico Bond - Bloomberg

Con las elecciones en Estados Unidos a la vuelta de la esquina, las campanas de alerta deberían estar sonando en el Palacio Nacional de México. Es evidente que el equipo de campaña del demócrata Joe Biden no tomó a bien esta visita de López Obrador, ya que fue una clara señal de la apuesta que hoy el gobierno mexicano ha hecho a favor de Trump.

AMLO conoció a Biden en 2012: Héctor Vasconcelos

Por el lado canadiense, Trudeau no ha sido ajeno en tener una serie de problemas, cuestionamientos y tribulaciones domésticas debido a los resultados obtenidos de la estrategia emprendida por el gobierno de Trudeau frente a la administración Trump. La reelección ajustada de Trudeau el año pasado fue una primera alarma sobre la percepción de los canadienses frente a cómo se ha hecho frente a Trump desde Canadá. Pese a ello, Trudeau ha logrado mantener una delicada distancia con Trump, en una tensa relación.

Trump's feud with Canada's Trudeau leaves GOP senators baffled - ABC News

El presidente de Estados Unidos todavía plantea desafíos únicos para la diplomacia canadiense. Entre los retos están la ahora infame pausa de 21 segundos de Trudeau a principios de este año cuando se le preguntó sobre las amenazas de Trump de una respuesta militar a los manifestantes de Estados Unidos, puede haber contribuido al vergonzoso fracaso de Canadá para ganar un puesto temporal en el Consejo de Seguridad de la ONU. Sobre la base de ese incidente de Trudeau, otros gobiernos se mostraron cautelosos de que un escaño canadiense significara tener otro representante de los intereses estadounidenses.

Here's how the world reacted to Justin Trudeau's 21-second pause

A diferencia de Trump, su vecino Justin Trudeau se ha convertido en un ícono mundial de las redes sociales por su buena apariencia, aceptación de los refugiados y el feminismo que profesa. Esto resulta ser beneficioso para su imagen y reputación a nivel mundial, no tanto así dentro de la misma sociedad canadiense. En este sentido, una mayoría considerable de canadienses ven a Trump de manera negativa, y el caos y la polarización al sur de la frontera han impactado sobre la usualmente tranquila política de Canadá, llevándola a extremos nunca vistos en el país del norte.

Joint Statement from President Donald J. Trump and Prime Minister Justin  Trudeau | U.S. Embassy & Consulates in Canada

A principios de octubre 2020, Trudeau señaló que Canadá fue “extremadamente afortunado” de que, a diferencia de Trump en Estados Unidos, la respuesta a la pandemia de coronavirus no ha sido una fuente de división política y luchas. Indicó que “Ha habido un esfuerzo concertado entre las órdenes de gobierno, entre los partidos políticos para trabajar juntos, estar ahí para los canadienses y tener este virus bajo control”.

Canadian Military Adjusts to Meet COVID-19 Threat - Lawfare

Es cierto que los años de Trump han sido una época difícil para las relaciones entre Canadá y Estados Unidos, pero Trudeau se ha beneficiado políticamente de la percepción de que ha gestionado bien la relación.

Trump and Trudeau are on a collision course over COVID-19 isolation - The  Globe and Mail

Aunque el ascenso de Trump fue “discordante para los canadienses”, el gobierno de Trudeau se ha adaptado al establecer múltiples líneas de comunicación con la administración Trump y expandir su alcance en todos los niveles del sistema político de Estados Unidos, especialmente con los gobernadores estadounidenses.

Primer ministro de Canadá advierte contra "los atajos tentadores" en la  renegociación del TLCAN | Reuters

Ottawa tiene un modelo para lidiar con cuatro años más de Trump. Si Trump es reelegido, el gobierno canadiense permanecerá en alerta máxima por problemas emergentes, centrándose menos en lo que dice Trump que en lo que hace.

Grupo de Lima en Gatineau, Quebec: Trudeau consolida su posición como  principal aliado de Trump

No obstante, la perspectiva de una presidencia de Joe Biden y el regreso de relaciones más amistosas resuena profundamente con muchos canadienses. Las prioridades políticas de Biden están más estrechamente alineadas con Canadá en temas como el cambio climático, las relaciones diplomáticas con Rusia, la OTAN, la OPEP, el control de armas, la democracia, el pluralismo y la inmigración. Es cierto que con Joe Biden, la cooperación bilateral entre Estados Unidos y Canadá probablemente sería mucho más fácil.

With Joe Biden on the rise, another bromance may be in the air for Justin  Trudeau | The Star

Pero puede haber fuentes de fricción en algunos frentes clave, incluidos elementos de nacionalismo económico en la propia plataforma de Biden y su oposición declarada al oleoducto Keystone XL.

Por el lado sur de Estados Unidos, Biden reduciría las duras políticas de inmigración hacia México implantadas por Trump y pondría fin al desvío de fondos del Pentágono para la construcción de un muro fronterizo, por lo que, por supuesto, México nunca pagó.

Elección EU: ¿un triunfo de Biden sería el peor escenario para AMLO? | El  Diario De Finanzas

Por otro lado, Biden quiere reenfocar los esfuerzos de Estados Unidos en ayudar a estabilizar y desarrollar un grupo de naciones centroamericanas empobrecidas, que contribuyeron con la mayor parte de los solicitantes de asilo que intentaron ingresar a Estados Unidos en los últimos años. Y no se espera que haga que López Obrador se arrepienta de sus acercamientos a Trump, pero si es probable que habrá un reinicio completo en el discurso, la narrativa y el compromiso en la relación entre Estados Unidos y México.

Lo cierto es que, bajo ni una perspectiva, se espera que las relaciones bilaterales ni por el lado sur ni por el lado norte regresen al tipo de relación existente antes de la era Trump. Una presidencia de Biden marcará una reprofesionalización del aparato del estado en Estados Unidos. En ese sentido, las personas que conocen de seguridad estarán a cargo de la seguridad, los diplomáticos serán embajadores, los físicos nucleares velarán por las plantas de energía nuclear, entre otros. No obstante, ello no es suficiente para arreglar los problemas de Estados Unidos, ya que, de haber sido de esa manera, la presidencia de Obama habría hecho imposible una presidencia de Trump.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: