Una nueva esperanza

La aprobación de esta semana por parte de los reguladores del Reino Unido de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer Inc. y BioNTech SE, la primera luz verde para el uso masivo de una vacuna en occidente, marca el comienzo del fin de una crisis global que ha causado más sufrimiento humano y devastación económica que ninguna desde la Segunda Guerra Mundial.